12 crueles castigos que sufren los jóvenes asiáticos en las escuelas

5. Bajando las escaleras

En abril del año 2014, un profesor de una escuela de la ciudad de Sagamihara, prefectura de Kanagawa, fue castigado duramente por agredir a una estudiante de 13 años. El docente no dudó en agarrar por el cuello al chico y lo empujó haciéndolo rodar por unas escaleras. Por si fuera poco, después lo abofeteó en el rostro. La caída dañó los ligamentos de la pierna derecha del alumno, teniendo que estar ingresado en hospital durante tres semanas. Como medida disciplinaria, la escuela recordó el sueldo del profesor a lo largo de 3 meses.

6. Arrodillarse en guisantes congelados

Estas son las rodillas de una estudiante china, que divulgó las imágenes en redes sociales tras ser sometida a un castigo en la escuela donde la obligaron a arrodillarse sobre guisantes congelados. Desafortunadamente, según algunos alumnos, se trata de una práctica común entre profesores y padres asiáticos.

(EL ARTICULO CONTINUA DEBAJO)

7. Extintor

En octubre de 2013, un profesor de una escuela de la ciudad de Osaka, fue sancionado duramente por agredir a un estudiante de primaria que olvidó llevar sus tareas a clase. En un momento determinado, el profesor de 31 años interrumpió la lección y comenzó a gritarle, para después agarrarlo del cuello de la camisa y darle varias bofetadas en la mejilla. Finalmente, decidió sacarlo del aula a empujones para después dejarle caer sobre una caja de extintor de incendios, donde se golpeó la cabeza fuertemente. Obviamente, el niño se quejó de la dureza de la medida, por lo que el profesor no se marchó de rositas.
Advertisement
Continua en la siguiente página